Humificadores para bebés – Todo lo que necesitas saber

Las enfermedades respiratorias son una gran amenaza para la salud de nuestros bebés, estas ocasionan una gran molestia en su sistema respiratorio. Una forma de prevenir que las enfermedades respiratorias ataquen a nuestro bebés es haciendo uso de un humidificador.

Se trata de un gran dispositivo que mejorará la calidad del aire que respira nuestro bebé ¿conocías a este gran dispositivo? Quédate para descubrir todo lo que debes saber acerca humidificadores para bebés.

¿Qué es un humificador para bebés?

Es un dispositivo que se encarga de regular la humedad del aire que respiran los bebés. Este es utilizado principalmente en espacios interiores y habitaciones. Consta de un recipiente al que se le agrega agua, que a través de mecanismos internos, va evaporándose, de este modo aumenta la humedad de la habitación en donde está instalado, ayudando al bebé a respirar un mejor aire.

¿Qué ventajas trae usar un humificador para bebés?

Usar un humificador para bebés trae consigo ciertas ventajas que ayudarán a nuestro bebé a mantener sus delicados pulmones sanos.

Usando un humificador ayudaremos al bebé a respirar un aire más puro para sus pulmones.

Manteniendo una habitación en humedad, ayudamos a reducir la reproducción de agentes infecciosos y prevenir enfermedades respiratorias.


Con un nivel del 40% al 60% se reducen considerablemente las molestias respiratorias y aliviamos la congestión nasal.

Reduce los niveles de electricidad estática.

El ruido que hacen algunos modelos de humificadores funciona como ruido blanco, que ayuda a los bebés a dormir.

Tipos de humidificadores

Estos dispositivos tienen diferentes tipos, entre ellos podemos encontrar:

Humidificador de vapor frío: Este dispositivo se encarga de evaporar el agua mediante un ultrasonido. Sin duda alguna una de sus mejores ventajas es que no existe algún tipo de riesgo de quemadura al utilizarlo, ya que este trabaja con frío.

El vapor que este produce, se encuentra formado por una fina capa de gotas frías. Es silencioso y lo mejor de todo es que consume poca electricidad.

Humidificadores de vapor caliente: A diferencia del modelo anterior, este calienta el agua para poder evaporarla. Suele consumir más energía que el de vapor frío, este puede aumentar la temperatura de una habitación entre uno a tres grados.

Es recomendable que cuando lo utilices lo coloques fuera del alcance del bebé, de este modo evitamos que el bebé sufra algún tipo de quemadura. Cabe destacar que algunos modelos de vapor caliente ionizan el agua con una carga negativa, para así emanar un aire más puro.

Vaporizador de aire frío: Este modelo se encarga de absorber el aire de una habitación para luego expulsarlo en forma de micro gotas frías. Este vapor al ser tan delgado penetra a mayor profundidad den las vías respiratorias.

Una de las cosas más impresionantes de este vaporizador es que a pesar de expulsar vapor frío, este no enfría la habitación en donde se encuentra instalado, además de tener un consumo muy bajo de energía.

¿Qué tener en cuenta al usar un humidificador de aire?

Existen ciertos factores que pueden dañar la salud de nuestro bebé si no actuamos con rapidez. Es por ello que debes estar al pendiente de los siguientes aspectos

Limpieza frecuente: Es importante saber que no debemos dejar que el humidificador se vuelva un criadero de microorganismos dañinos para la salud de nuestro bebe.

Debemos siempre mantenerlo lo más limpio que podamos, y si vamos a limpiarlo con algún tipo de detergente, debemos asegurarnos de diluirlo bastante, ya que restos del detergente podrían quedar en el dispositivo, entonces, el aire que este emane sería toxico para la salud.

Usarlo únicamente cuando sea necesario: Esto quiere decir que solo debemos usarlo cuando el bebé presente problemas para respirar, como por ejemplo en invierno debido a la sequedad del aire o cuando la combinación de temperatura y humedad sea incorrecta.

Debemos tener cuidado en donde lo colocamos: Asegúrate de colocarlo fuera del alcance del bebé, ya que este podría hacerse daño intentando agarrarlo.

¿Por qué comprar un humidificador para bebés?

Comprando un humidificador garantizamos la salud del bebé en el hogar. Además en caso de que el infante sufra un resfriado, es recomendable evitar el uso de medicamentos en niños menores de dos años.

Es por ello que en su lugar se aconseja utilizar el humidificador para aliviar y prevenir los síntomas del resfriado.

Es importante saber que los agentes infecciosos proliferan en ambientes fríos y secos, por lo que la falta de humedad en el ambiente puede provocar en el bebé irritación y comezón en los ojos, labios agrietados, piel seca, sequedad en las mucosas, empeoramiento de los síntomas del resfriado, dificultad para respirar y malestar general.

¿Cómo elegir el humidificador más conveniente para tu bebé?

Sin duda alguna el uso de un humidificador contribuye en gran manera a mejorar el ambiente, sin embargo es de suma importancia que tengas en cuenta los siguientes aspectos a la hora de decidir comprar uno.

Clima del lugar en donde vives: Sin duda uno de los factores más importantes que determinará si comprar un humidificador de vapor frio o uno de vapor caliente.

Condiciones de la habitación del bebé: Existen habitaciones que son más húmedas que otras.

El espacio: El espacio con el que dispongas en casa para colocarlo y almacenarlo cuando no lo estés utilizando será determinante en el tamaño del humidificador.

La adaptación del humidificador: El humidificador debe adaptarse y cumplir con las necesidades de tu bebé es decir, si su piel es sensible, si sufre de asma o alergia, si este dispone de una ambiente más o menos ruidoso para dormir

Este debe ser liviano: De este modo será mucho más fácil limpiarlo

Asegúrate del consumo de energía: Así podrás elegir el humidificador con el consumo de energía que tanto buscas.

Tamaño del depósito de agua: Ya que en algunos modelos el depósito suele ser bastante pequeño, por lo que debes llenarlo con mucha frecuencia.

Que sea automático: Es decir, que este se apague automáticamente cuando la habitación haya alcanzado la humedad correcta

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar